Una vez más, las prohibiciones gubernamentales han demostrado ser ineficaces contra las criptomonedas. El país actual es Nigeria, cuyo banco central, hace tres meses, tomó la decisión de restringir que las instituciones financieras manejen cualquier cosa relacionada con las criptomonedas.

Los datos recientes indican que el comercio P2P en Nigeria se ha disparado desde entonces, aumentando un 27% desde que el banco central del país introdujo restricciones.

Nigeria es el mercado más grande de Paxful y el mercado P2P más grande del África subsahariana. El entusiasmo con el que los jóvenes del país se han unido a las criptomonedas ha hecho que Nigeria sea conocida como la Nación Bitcoin de África, con sus volúmenes de comercio estableciendo récords antes de la prohibición.

La inestabilidad de la moneda de Nigeria, la naira, es quizás el factor clave para comprender el crecimiento de las criptomonedas en la región. Además, el país cuenta con una gran cantidad de personas no bancarizadas, pero que cuentan con teléfonos inteligentes, lo que las hace elegibles para ser incluidas en el sistema financiero a través de criptomonedas.