China continúa refinando su estructura basada en blockchain. El país introdujo recientemente un sistema de identificación basado en blockchain desarrollado independientemente para las ciudades como parte de su infraestructura de ciudad inteligente. El sistema asignará una identificación digital global única a las ciudades inteligentes chinas para mejorar la conectividad y el intercambio de datos entre estas ciudades.

China se centra en el desarrollo de ciudades inteligentes para resolver los desafíos más complicados que surgen con su población cada vez más urbanizada. Las ciudades inteligentes emplean e integran una variedad de tecnologías para hacer que las operaciones municipales sean más eficientes, incluidos los automóviles autónomos, las energías renovables, los edificios eficientes en energía y los sistemas de comunicación.