En 2017, una unidad del Burger King que opera en los Países Bajos, en una ciudad llamada por Arnhem, fue el primero en comenzar a aceptar Bitcoin. Más tarde, ese mismo año, Burger King Rusia también empiezo a aceptar la criptomoneda como pagos.

La compañía parece estar contenta con el resultado, ya que ahora están trayendo esta opción de pago a su sitio web de aplicaciones y entregas en alemán.