Según Cointelegraph, el gobierno de Cataluña decidió lanzar un proyecto convocado por IdentiCAT, que es un sistema de identidad descentralizado para sus ciudadanos.

IdentiCAT no será controlado por el gobierno, los catalanes tendrán el control de sus propios datos, eligiendo qué datos están dispuestos a compartir con el gobierno o con terceros. El sistema estará disponible tanto para los residentes locales como para los catalanes que viven en el extranjero.

El objetivo es crear una forma más privada de acceder a los servicios digitales, desarrollar la economía y empoderar a la población.