Con la gran caída de la moneda argentina y la caída del mercado, muchos argentinos centraron su atención en Bitcoin como una forma de protegerse financieramente de un posible gobierno peronista.

Los compradores de criptomonedas tienen que lidiar con un precio inflado debido a la creciente demanda de más de $ 13,000 por bitcoin, aproximadamente un 30% por encima del mercado global en el día. Un informe concluyó que muchos argentinos creen que "bitcoin es mejor que el oro, la plata o cualquier otro producto", ya que son "más fáciles de vender y comercializar".