Según los datos preliminares de la agencia oficial de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat, indicaron una contracción del 3,8% en comparación con el cuarto trimestre de 2019, esta es la mayor contracción del PIB desde 1995. La caída se debe a la pandemia de coronavirus, que ha afectado brutalmente la economía mundial.

En comparación con el mismo trimestre del año pasado, la caída fue solo del 3,3%. En términos anualizados, hubo una caída del 14,4% en el primer semestre. No hay duda de que serán necesarios esfuerzos homéricos de los gobiernos de la región  para tratar de detener la caída económica.