El banco central de Francia planea probar su propia moneda digital (CBDC) para las instituciones financieras en 2020. El anuncio se hizo en una conferencia coorganizada por dos importantes reguladores financieros franceses, la Autoridad de Supervisión y Resolución Prudencial de Francia y la Autorité des Marchés Financiers.

François Villeroy de Galhau, gobernador del Banco de Francia, anunció que el banco comenzará a probar el proyecto digital del euro a fines del primer trimestre del próximo año. Según el informe, el euro digital solo apuntará a jugadores del sector financiero privado y no implicará pagos minoristas realizados por particulares. Villeroy señaló que una moneda digital para clientes minoristas "estaría sujeta a una vigilancia especial".