El gobierno cubano anunció ayer que reconocerá y regulará las criptomonedas para los pagos.

El anuncio se produjo a través de una resolución del propio banco central del país, que define cómo los ciudadanos podrán usar las criptomonedas.

La noticia llega en un momento en que el gobierno local busca soluciones para reducir los roces con la población. El mes pasado se produjeron varias protestas por la falta de alimentos y medicinas en medio de una grave crisis económica, agravada no solo por el COVID-19, sino también por las sanciones extranjeras.

Además de la falta de necesidades básicas como alimentos y medicinas, los cubanos también están sufriendo las consecuencias de la decisión del gobierno de poner fin a su sistema de doble moneda.

El gobierno cubano no ha proporcionado ningún detalle significativo sobre por qué las criptomonedas serán reguladas y reconocidas en Cuba más que por "razones de interés socioeconómico".

Si bien Cuba no dijo explícitamente que cualquier criptomoneda se convertiría en moneda de curso legal, el anuncio señala un movimiento para incorporar las criptomonedas en la vida diaria y las necesidades de pago de los cubanos. De alguna manera, siguiendo los pasos de El Salvador, que decidió reconocer a Bitcoin como moneda de curso legal.