El martes por la noche, Irán disparó misiles balísticos contra bases utilizadas por soldados estadounidenses en Irak. Según la televisión estatal iraní Press TV, la Guardia Revolucionaria iraní ha reclamado los ataques con misiles en la base en la provincia de Anbar.

Había una gran expectativa por la respuesta estadounidense, que llevó al dólar a fortalecerse en el mercado internacional. Trump usó las redes sociales antes para decir "todo estaba bien", pero había grandes expectativas sobre su discurso. Afortunadamente, la Casa Blanca reaccionó a los ataques solo imponiendo nuevas sanciones contra Irán sin acción militar. Durante su discurso, el presidente Donald Trump dijo que Estados Unidos quiere la paz, lo que ayudó a reducir la tensión del mercado de que la situación podría empeorar en el Medio Oriente.