Japón ha anunciado que asignará $ 2.2 mil millones de su paquete de estímulo económico para alentar a las compañías japonesas de productos de alto valor agregado a abandonar China, su mayor socio comercial, para que la cadena de suministro ya no se interrumpa, como ha sido el caso con las medidas adoptadas en la pandemia.

Ante esta actitud de Japón, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Zhao Lijian, dijo que espera que todos los países actúen como China para que la economía mundial se vea afectada lo menos posible.

Al comienzo de la crisis del covid-19, ambos países estrecharon los lazos, con Japón compartiendo máscaras y China reconociendo los medicamentos japoneses como un posible tratamiento para el virus, pero muchos japoneses culpan a China por no tomar medidas más severas para prevenir la propagación de la enfermedad. La culpa también recae en el primer ministro japonés por no haber cerrado la frontera antes.