La economía de Turquía ha pasado por un período difícil. Según Reuters, la producción industrial del país ha caído durante 10 meses consecutivos. El gobierno también trae algunas malas noticias, declarando un déficit de 12.3 mil millones durante los primeros siete meses del año.

En este escenario de incertidumbre económica, parece haber una gran audiencia recurriendo a Bitcoin para la estabilidad. Según Coinhills, la lira turca es el séptimo puesto en el ranking de las monedas más negociadas durante agosto. Otra información consistente con esta idea se encuentra en una encuesta realizada por Statista que apunta a Turquía como líder en la adopción y uso de criptomonedas, presentando una tasa del 20%.