Según el Tesoro de los Estados Unidos, la deuda nacional superó los $ 24 billones de dólares, este es el valor nominal más alto visto.

La reciente explosión en los valores de la deuda se debe en gran parte a la pandemia, que causó un número récord de reclamos de desempleo en los EE. UU. e hizo que toda la economía se detuviera. En respuesta, la Fed inyectó billones en la economía para tratar de contener el daño de la pandemia.

Algunos analistas predicen que las acciones de la Reserva Federal podrían hacer que su balance alcance más de $ 9 billones de dólares para fin de año, alrededor del 40% del producto interno bruto. Otros apuestan a que estas estimaciones son conservadoras y que la cifra podría alcanzar hasta $ 12 billones a mediados de año, o el 60% del PIB de EE. UU.