La OCDE pronostica una recesión global del 6% para 2020 si la pandemia COVID-19 permanece bajo control y del 7,6% en el caso de una segunda ola, según las perspectivas económicas publicadas el miércoles (10).

Para 2021, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) prevé una fuerte recuperación en el primer caso, con un crecimiento del 5,2%, que se limitará al 2,8% en el caso de una segunda ola de la pandemia.

A principios de marzo, cuando el coronavirus ya había llegado a China, pero aún no afectaba a otras economías importantes del planeta, la OCDE estaba apostando por un crecimiento mundial del 2.4% para este año.

Ya sea que se produzca o no una segunda ola del nuevo coronavirus, "a fines de 2021 la pérdida de ingresos superará la de todas las recesiones anteriores en los últimos 100 años, excepto durante la guerra, con consecuencias nefastas y duraderas para las poblaciones, las empresas y gobiernos ", dice el economista jefe de la OCDE Laurence Boone.

La eurozona se verá particularmente afectada con una disminución esperada en el Producto Interno Bruto (PIB) del 9.1% en el escenario más favorable y del 11.5% en la hipótesis de la segunda ola en 2020.

En América Latina, Brasil debería registrar una caída en el PIB de 7.4% o 9.1%, respectivamente, según el escenario.

Argentina disminuirá en 8.3% o 10.1%. Se espera que la economía de México disminuya 7.5% u 8.6%.

Para los Estados Unidos, la OCDE espera que el PIB caiga un 7.3% o 8.5%, respectivamente, dependiendo de los escenarios.

China, que creció un 6,1% el año pasado, sufrirá una contracción del 2,6% en su economía en 2020, que podría ser del 3,7% si el virus regresa con fuerza.