En los últimos años, varias empresas mineras de Bitcoin se han hecho públicas en la bolsa de valores. Aunque estos eventos no se celebran mucho, son uno de los grandes hitos para la institucionalización de Bitcoin en la economía global.

La entrada de estas empresas hace que la actividad minera sea cada vez más competitiva, desarrollándose dispositivos específicos específicamente para la actividad. Esto da como resultado una red mucho más segura para el usuario y preparada contra un eventual ataque del 51%.

Además, la admisión de estas empresas a bolsa aporta seguridad institucional al sector, ya que las acciones cotizadas en bolsa pueden tener millones de clientes en todo el mundo, dificultando cualquier tipo de represión gubernamental del sector en el futuro. .

Finalmente, a través del mercado financiero tradicional, las empresas mineras tienen un amplio acceso al crédito, lo que permite una expansión acelerada de este sector, que juega un papel fundamental en la red Bitcoin.