LINE es una de las aplicaciones de redes sociales más populares en Asia, siendo la aplicación líder en Japón y ampliamente utilizada en Taiwán, Tailandia, Turkmenistán e Indonesia. A finales de 2014, anunciaron la creación de LINE Pay, que permite a sus usuarios comprar cosas en Internet y enviar dinero a sus contactos, entre otras características. Ahora, una subsidiaria de la compañía de redes sociales está obteniendo una licencia para operar como un intercambio de criptomonedas.

El movimiento no es inusual, a principios de este año, Facebook anunció su propia moneda digital, Libra, y Telegram hizo lo mismo con el "Gram". En general, es un gran escenario para las criptomonedas, ya que estas compañías de redes sociales tienen millones de usuarios, su adopción aporta una alta liquidez para el mercado de las criptomonedas.