En un regreso dramático, Cristina Fernández de Kirchner, quien presidió el país de 2007 a 2015, fue votada nuevamente para el cargo de vicepresidenta. La victoria pone fin a las políticas económicas pro mercado de Macri.

Fernández, un peronista moderado que se comprometió a respetar el préstamo del FMI de $ 57 mil millones, obtuvo el 47.79% de los votos, en comparación con el 40.71% de Macri. El nuevo presidente también promete mejorar los salarios y beneficios para los trabajadores y jubilados.