Se espera que la suspensión ocurra del 10 de septiembre al 14 de octubre, cuando las tareas normales se reanuden con el discurso tradicional de la Reina.

La suspensión fue solicitada por el primer ministro Boris Johnson. Las fuentes especulan que la razón detrás de esto es no permitir que el parlamento interrumpa un posible Brexit sin acuerdo, que se espera que ocurra el 31 de octubre.